Entrevista a Bill Reynolds

Músico y bajista de Band of Horses

0

Entrevista a Bill Reynolds

Entrevista a Bill Reynolds. Cuando leemos una entrevista lo que más buscamos es información de calidad y veraz. En varias ocasiones encontramos datos, pero no los suficientes para conocer más a profundidad la vida del artista. Descubrir sus orígenes, puntos de inflexión hasta llegar a la actualidad. Por ello, y por más, tendrás una entrevista en donde encontrarás detalles sobre Bill Reynolds.

Nuestro músico de hoy es Bill Reynolds, conocido como bajista de Band of Horses. Hoy en día, ejerce como productor e ingeniero de sonido en dentro de un estudio en la localidad de Asheville. La entrevista fue publicada por Binaural.

¿Es cierto que obtuviste una beca para entrar a estudiar en el conservatorio?
Sí. Cuando era un crío tocaba el bajo en su clave más clásica. Y lo cierto es que por entonces me metía en muchos líos. Y cuando empecé a trabajar en el mundo de la música eso me ayudó a separarme de todo ello. Conseguí una beca y también toqué por primera vez en una banda. Tocaba jazz pero no dudé al contar con la opción de salir a la carretera; de hecho conseguimos un contrato con Sub Pop.

Era con los Blue Rags, ¿no?
Dejé la universidad para girar. Y desde entonces he estado tocando. Recuerdo que tenía unos 18 años por entonces. Solíamos tocar mucho por diferentes ciudades de Estados Unidos. ¡Era muy joven! En los bares decía que tenía 21 y no 18 (risas). Para beber, obvio. Scott Sharpe fue toda una inspiración para mí. No podía evitar admirarlo mientras estuve trabajando con él. Nuestro estilo se asemejaba al blues, por lo que tuve la ocasión de conocer a gente que estaba metida de lleno en este circuito. Me dejé contagiar por sus vibraciones.

Recuerdo que sacasteis dos álbumes. El último se publicó en 1999. ¿Qué pasó para que el grupo se volatilizase de golpe?
Sí, todo implosionó. Nosotros aparecimos antes que The Avett Brothers. De hecho solían venir a nuestros conciertos, a vernos tocar, justo antes de formar su grupo. Cuando empecé a girar me metí manos a la obra para construir mi propio estudio. Me interesaba mucho producir. Al colaborar con grupos se me planteó la posibilidad de unirme a Drugmoney,  no dudé. Firmamos un enorme contrato con una gran discográfica. Pero al volver de tocar en Londres la policía arrestó a nuestro cantante. Y acabó en prisión.

¿Cómo? Vaya locura de historia.
Sí, lo sé. Tenía que cumplir una condena pendiente. Increíble pero cierto. Estuvo encerrado durante siete meses. Para mí fue un bajón. ¿Sabes qué?. Los Blue Rags se echaron a perder por un tema de drogas. Y ésta acabó disolviéndose por el mismo motivo. Por entonces tenía 25 años. Y no dejaba de pensar: ¿qué he hecho yo para merecer todo esto?

Seguro que por entonces debiste dejar de fumar (risas).
¡De hecho solo bebía alcohol! Pero no podía dejar de estar acojonado e impresionado con lo que pasaba a mi alrededor. Al finalizar este proyecto decidí girar con algunos grupos por mi país. Eran de roots rock, y me dedicaba a tocar música al estilo de Nueva Orleans, de un perfil muy profundo, y me sirvió para aprender una barbaridad. Fue por entonces cuando empecé a trabajar produciendo a The Avett Brothers. Eso hizo que acabase conociendo a Ben Bridwell, ya que el disco que produje de los Avett fue grabado en el mismo estudio en el que trabajaban Band Of Horses.

¿Esto fue en la época del “Cease To Begin”, no?
Exacto. Era justo esa época. “Everything All The Time” acababa de salir al mercado, y aún no tenían una formación fija. Algunos amigos le ayudaron a grabar su disco debut. Recuerdo que volvió al estudio un día y nos conocimos a fondo a partir de entonces ofreciéndome la oportunidad de entrar a formar parte de su grupo. Llevamos 10 años juntos. ¡Mucho tiempo!

Seguro que lo primero que le preguntaste a Ben era si se metía drogas.
(Risas). Curioso: recuerdo que cuando The Blue Rags actuamos para Warner Bros tuvimos que hacerlo sin cantante porque el nuestro estaba combatiendo su adicción a la heroína. Otra historia bien diferente es lo que me encontré con Ben y el resto de chicos. Ben cuenta con un trasfondo de lo más estable y una buena ética de trabajo. Sabía que encajaría bien en la mecánica del mismo.

De hecho en “Infinite Arms” acabaste contribuyendo de maneras bien diferentes. Lo produjiste y a su vez también trabajaste la ingeniería de sonido.
¡Sí! Disfrutamos muchísimo al concebirlo. Hicimos todo lo que quisimos hacer. Surgió el tema de producirlo porque el anterior productor no acababa de sentir lo necesario para trabajar con el material. No tenía sentido que se encerrase en el estudio con nosotros durante unas semanas. Mejor era trabajarlo por nosotros mismos. Recuerdo que nos centramos en pasarlo lo mejor posible. Llevamos nuestras canciones a Los Ángeles para grabar en unos pequeños locales llamados “las cabañas del eco”. Son salas vacías que cuentan con un amplificador. El sonido producido en ese lugar se registra de un modo tan denso como lo mostrado en “Infinite Arms”. Así fue como los Beach Boys sacaron su sonido. Más tarde nos lanzamos a colaborar con Glyn Johns para finiquitar “Mirage Rock”.

En vuestro nuevo disco – “Why Are You Ok” – la producción ha recaído especialmente en las figuras de Ben y Jason Lytle, ¿verdad? ¿Cómo encajaste en la ecuación?
Sí. Me centré en hacerlo lo mejor posible al bajo. Me aislé de los típicos problemas que tiene alguien que produce o mezcla el disco,  y lo cierto es que estuvo muy bien el ceñirme únicamente a lo que podía hacer con mi instrumento. Bueno, también tomé muchas fotos en el estudio. Algunas de ellas las hemos ido compartiendo.

¿Fuiste tú quién tomó la fotografía de la portada?
No. Creo que alguien la tomó con su cámara en España. Quizás en Barcelona. Recuerdo que había gente desnuda en esa misma playa. Pero siempre llevo mi cámara conmigo. Estoy muy aficionado a ella.

No sé si coincidirás pero el estilo de tus fotos me recuerda mucho al de Christopher Wilson, el que ha sido durante mucho tiempo el fotógrafo oficial de la banda.
¡Sí! Totalmente. Chris me ha enseñado muchísimo. Tanto de la cámara como de la estética que exhibe el grupo en las fotos. Yo solo partí del punto que él marcó en su momento. Para que así no se viese muy raro.

¿Y has pensado en realizar algún tipo de exposición?
Lo he hablado con los chicos. Por supuesto que aún no me veo preparado…

¡Deberías probarlo!
Sí. Debería.

En la gira de “Infinite Arms” recuerdo que muchas fotos de Chris Wilson se proyectaban sobre una lona al fondo del escenario. El experimento encajaba como anillo al dedo. Podría ser interesante que siguieses ejecutando esa idea con un nuevo montaje.
Es muy buena idea. Desde entonces no hemos hecho nada especial. ¿Te gustó como quedaba?

Me encantó. Conseguía aportar cierta profundidad, especialmente en las canciones más rítmicas como ‘Knock Knock’. Ahora está bien también pero no hay movimiento.
Tienes toda la razón. Me alegra que me hayas comentado esto porque lo tendré en cuenta.

 A ver con qué nos sorprendéis en el futuro. Volviendo a tus producciones. ¿Tienes entre manos ahora mismo algún proyecto interesante?
(Piensa) El año pasado no giramos demasiado por lo que trabajé mucho. Como ya te he comentado tengo un estudio en Asheville. Es bastante conocido, y llevo 20 años en él. Me mudé a esa morada casi sin pensarlo. Tengo a gente que trabaja conmigo. Ingenieros de sonido y asistentes. De hecho siempre estoy trabajando en algo. Lo hago un poco como lo hace Rick Rubin, delegando. Muchas veces hago cierta supervisión sin tener que trabajar a fondo. Como Rubin, que dice si algo mola o no, y se toman las decisiones en este sentido.

Entrevista a Bill Reynolds

Si revisamos el pasado veremos que los productores de discos eran locutores de emisoras de radio. Y también gente que trabajaba en tiendas de discos. Y se basaban en aquello de “¿qué será lo que funcione?”. No se puede explicar demasiado esta idea, pero es justamente esa la que suelo trabajar. Qué va a ser lo que agrade a la gente, qué va a ser lo que acabe vendiéndose en el mercado…

Supongo que también debe ser de tu agrado todo lo referente a la ingeniería de sonido… 

Sí, me encanta. Simplemente se basa en aprender, aprender y aprender. Es algo así como la fotografía. Ves profundidad…. En la música ves profundidad, parte frontal, parte trasera, izquierda y derecha. Todo son capas, que es donde acabas poniendo todos los ingredientes que componen una canción.

¿Trabajaste en la ingeniería de un disco de Biffy Clyro, verdad?

Trabajé la voz de Ben Bridwell en las colaboraciones que hizo en aquel álbum(“Opposites”). Me flipa esa banda. Somos grandes fans de ellos.

Madre mía. Tu trayectoria ha sido increíble. Llevas casi 10 años con Band Of Horses, y has trabajado en un sinfín de discos. Como en piezas de Lissie. 

¡Sí! Me consta que aquí, en Europa, es bastante conocida. Es divertido trabajar en obras así. Con la última persona que he trabajado ha sido con Liz Longley. Es muy buena en lo suyo, y compone temas que suenan de lujo. Llevo produciendo discos desde hace unos 15 años, y lo divertido es que siento que estoy solo en un punto de partida. Solo quiero continuar haciendo lo mío, e intentando ir un paso más allá con cada lanzamiento.

Sé que produjiste dos de los discos de Tyler Ramsey, guitarrista de Band Of Horses. Pero deberías lanzarte a trabajar en otro disco de Ryan Monroe, teclista del grupo. ¡Su álbum debut en solitario era alucinante!

¿Sabes qué? Quiero hacer un compacto con Ryan en el que él cante junto a una banda de gospel. Todo personas negras, y él dejándose la voz. Creo que funcionaría. Y que se consiguiese grabar todo el LP en cuestión de una semana. Todo registrado en apenas unos pocos días, en una iglesia. Creo que él está completamente de acuerdo en hacerlo, solo falta encontrar el material adecuado. Todo depende de eso: el material.

Adoro ver como pasan los años y aún mantenéis ese buen feeling entre todos los miembros del grupo. Es veros sobre un mismo escenario y no perder detalle de los momentos en los que os abrazáis, os guiñáis el ojo, os reís de forma cómplice… 

Nos sentimos muy afortunados de ver que nuestra unión aún funciona.

Podéis seguir la actividad de Bill Reynolds a través de su página de Facebook oficial.

 

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.